La historia de la pelota en La Rioja, en Santo Domingo

La Federación Riojana de Pelota celebra su 75 aniversario con la exposición “Falta y pasa. De tradición a modernidad” en el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Santo Domingo de la Calzada. La exposición es posible gracias a la Fundación Caja Rioja y al Gobierno regional a través del IRJ. Podrá visitarse hasta el 25 de mayo, de lunes a sábado, de 18:30 a 21:30 horas.

La exposición muestra la labor desarrollada por la pelota riojana en el camino de hacer que un deporte tradicional se convierta en un deporte contemporáneo conciliando su raigambre cultural, la práctica deportiva libre y organizada, y el espectáculo. Todo ello a través de originales paneles y vitrinas, y aspectos del juego de la pelota, un deporte que durante el siglo XIX y principios del XX se convirtió en el ejercicio popular por excelencia.

El recorrido de la exposición muestra la aportación que los entusiastas de la pelota de La Rioja han realizado en la evolución de un deporte tradicional hacia su tecnificación y olimpismo.

En el Centro Fundación Caja Rioja-Bankia Santo Domingo de la Calzada podremos ver cómo los aficionados riojanos han alentado y promovido un deporte que surge de lo más tradicional y cómo lo han manifestado en sus prácticas, reglamentos, organización, retos deportivos y arte. Conviven en el recorrido documentación original sobre el nacimiento de la Federación con trofeos y reconocimientos a la pelota riojana, imágenes y testimonios de los diferentes procesos que se han llevado a cabo en su organización.

La pelota en La Rioja

La pelota es un símbolo de la identidad riojana, a pesar de haber pasado en unas pocas décadas de ser un deporte omnipresente en el medio rural fundamentalmente, como forma de ocio y como espectáculo, a no practicarse de forma cotidiana ni masiva por los riojanos. Durante décadas la pelota a mano ha sido la principal actividad de ocio de niños, jóvenes y adultos riojanos, especialmente en el ámbito rural, entre otros motivos por los pocos medios necesarios para practicarla: una pared y una pelota.

Hasta la década de los años 20 del siglo XX, el deporte de la pelota carecía de federaciones propias. Sus practicantes estaban incluidos en las distintas federaciones de Atletismo Regional. En febrero de 1925, en la Asamblea de Federaciones Atléticas celebrada en Barcelona, la pelota se emancipa de aquella tutela y nace la Federación Española de Pelota, como Confederación Española de Pelota Vasca que desde San Sebastián organizó la pelota hasta la Guerra Civil. Las Federaciones nacieron con el objetivo de fomentar y promover actividades relacionadas con la pelota y sus diferentes modalidades en el ámbito aficionado.

En La Rioja, la Federación ha estado presidida por Javier Adarraga Gorrochategui, Jesús Martínez Corbalán Sáenz de Tejada, Julián Pérez-Iñigo Ubis, Antonio Díez de Greñu Martínez, Javier María Adarraga Rezola, Rubén Ortiz Olave, José Luis Pancorbo Rodríguez, Rodolfo Calvo Uruñuela, José Ignacio Morales de Setién, Eugenio de La Riva Ibáñez, Juan Antonio Ochoa Alonso, Jesús Muñoz Muñoz y José Javier Salaverri Martínez, su actual presidente.

La pelota en la escuela

El aprendizaje desde los tiempos más antiguos de los niños y jóvenes de los pueblos tenía lugar en improvisadas paredes de iglesias, murallas o plazas de sus localidades. Poco a poco las escuelas de pelota fueron encargándose de esta función y comenzaron a organizar la formación de las futuras generaciones de pelotaris.

Las escuelas son las responsables de poner a disposición de los niños y jóvenes las instalaciones y medios para practicar la pelota en los diferentes municipios. Su misión es el fomento, la formación y el aprendizaje de niños y jóvenes proporcionándoles los mejores preparadores, monitores y profesores.

La Federación cuenta con las escuelas y clubes de pelota como principales aliados para la promoción de la pelota, por ello apuesta por su desarrollo y organización. En los años noventa del siglo pasado se produce un auge de escuelas y un aumento de la afición debido en parte a la irrupción de la televisión, la visibilidad social y la relevancia alcanzada por algunas figuras como Titín III. También influyó la organización del deporte escolar, las actividades extraescolares y la creación de varios campeonatos.

Compartir:

Los comentarios están cerrados.