Torneo de pelota

Finales Categorias
pelota

La Fundación Caja Rioja presenta la edición número 45 de su Torneo de Pelota en la que participarán más de 300 pelotaris en las modalidades de mano. Compiten 20 escuelas de mano completas en todas las categorías (benjamines, alevines, infantiles y cadetes), más las incompletas que son 8 y 2 en herramienta.

La actual escuela campeona, Baños, participa con 2 escuelas, seguida del resto de escuelas, Titín-Logroño (participa  con 3 escuelas), Haro (que participa este año con 2 escuelas, en una de ellas en categoría de alevines participan 2 niñas), Villamediana (participa con 2 escuelas), Ezcaray, Santo Domingo (participan 2 niñas, una en benjamines y otra en alevines), Castroviejo (participa una niña en alevines), San Asensio, Uruñuela, Pradejón, Arnedo, y la formada por Alcanadre/Autol/Rincón.

El resto de niños que no pueden jugar en escuelas completas van a participar en el campeonato que realiza conjunto en escuelas incompletas, esto quiere decir que participan aquellos niños y niñas que no juegan en las escuelas completas, como son  Albelda, Titín,  Logroño, Villamediana, El Villar de Arnedo, Arnedo, Alcanadre y Santo Domingo de la Calzada.

En herramienta este año se han apuntado 10 niños del Club Polideportivo San Cosme y San Damián de Varea y 6 niños de la Escuela Municipal de Pelota de Las Gaunas.

El sistema de competición es una liga en grupos a doble vuelta, por lo que todas las semanas se juegan 40 partidos en escuelas completas durante 6 semanas, que es el tiempo que dura la liga. Además, hay partidos de cuartos, semifinales y finales. En total son unos 350 partidos.

La fase de liga es desde el próximo fin de semana hasta Semana Santa. Tras el parón de vacaciones se jugarán los cuartos, semis y finales tanto en escuelas como en categorías. Y las finales se jugarán los últimos días de mayo o a principios de junio.

La Federación de Pelota intenta que la competición comience el próximo sábado, lo cual significa que el torneo se adelanta casi un mes respecto a años anteriores. Esto viene motivado porque al ser tantos partidos, las fases finales de cuartos y semis tenían que jugarse entre semana y coinciden siempre con fechas de exámenes finales; de esta manera terminamos dos fines de semana antes.

 

Compartir: