El gerente de Fundación Caja Rioja, Carlos Fuentes; y el artista Javier Garrido, han presentado esta mañana la exposición ‘Espacios limítrofes’.

Como primera muestra del nuevo proyecto expositivo planteado bajo el título ‘Nuestros Referentes’ que pone en valor a los artistas riojanos, Fundación Caja Rioja y CaixaBank presentan en el Centro Fundación Caja Rioja Gran Vía de Logroño, la exposición individual del pintor riojano Francisco Javier Garrido Romanos (Logroño, 1970).

La muestra lleva por título ‘Espacios limítrofes’ y reúne una colección de 29 obras realizadas durante los últimos cinco años, la mayoría inéditas.

El género paisajístico, en cualquiera de sus vertientes, paisajes urbanos o paisajes de la naturaleza, es el caballo de batalla sobre el que el pintor riojano centra su actividad creativa desde hace más de una década. En este caso, presenta paisajes de la ribera del Ebro, captados en el entorno geográfico de La Rioja Baja y la ribera navarra.

Su modo de trabajo lo alterna entre las sesiones del natural, en los sotos del Ebro y los roquedales que se elevan en el horizonte navarro, tan próximo a su estudio, y las horas de ejecución más reflexiva desarrollada en su taller.

Componen la muestra un conjunto de pintura, 22 obras al óleo sobre soportes de lienzo y tabla, y un grupo de siete dibujos realizados sobre papel a base de técnicas como el lápiz grafito y aguadas a la tinta en procedimientos mixtos.

Este grupo de dibujos, a diferencia del conjunto de pinturas que ofrecen varios formatos debido a los objetivos pretendidos, se muestra como un conjunto unitario en sus formatos y en su concepción artística. A pesar de que son temas similares a los de la pintura, su ejecución no es la de un boceto o estudio preparatorio. Son dibujos autónomos e independientes, llevados al límite de su expresión plástica y concepción gráfica.

El título de la muestra, ‘Espacios limítrofes’, hace referencia a lugares o territorios fronterizos, que están asistidos por lo que el poeta estadounidense John Updike llamaba “la luz pensativa de los extremos del día”.

Así hay dos elementos fundamentales que se erigen como protagonistas de la exposición: la luz crepuscular, que se debate entre el día y la noche; y el horizonte navarro que, como un flanco de tierra ininterrumpido, asoma en todos los paisajes, y que el propio Garrido llama “la frente del atardecer”.

Por ello mismo, el pintor lo resume muy bien cuando dice que sus “territorios son los de las huertas y sotos de la ribera calagurritana, prolongados interminablemente hasta esa serena osamenta del Ebro que es el horizonte navarro, la gran frente del atardecer, coronado por la peña de la ermita de Santa Cruz”.

Palabras que Manuela B. Mena Marqués, la que fuera subdirectora del Museo del Prado y jefe del área de Pintura del siglo XVIII y Goya, en el texto introductorio del catálogo (toda una compilación o tratado de la pintura de paisaje) amplía al observar “la naturaleza profundamente solitaria del artista, que proyecta sobre esos territorios del Ebro y actúa sobre el paisaje, no como el telón de fondo que vemos tantas veces en la pintura, sino como un inmenso espejo que le refleja a él, en el que aparece su yo más íntimo, su serenidad y su melancolía.”Espacios limítrofes’ se ha organizado por Fundación Caja Rioja y CaixaBank y puede visitarse en el Centro Fundación Caja Rioja Gran Vía del 28 de septiembre hasta el 21 de octubre, de 18 a 21 horas excepto festivos.

Pin It on Pinterest

Share This